Con entendimiento y tolerancia se pueden construir consensos asegura Mauricio Oliva en nstalación de IV legislatura

Tegucigalpa – Con la participación de los tres titulares de los tres poderes del Estado, el Congreso Nacional, realizó este miércoles la solemne instalación de la cuarta y última legislatura del presente período presidencial, donde el titular del Poder Legislativo, Mauricio Oliva, destacó que “hemos demostrado que sí se pueden construir consensos sobre la base del entendimiento, la tolerancia y el respeto a la identidad ideológica”.

La ceremonia inició con honores de ordenanza para dar paso al ingreso de los titulares de los tres poderes del Estado y del pabellón nacional por parte de caballeros cadetes de la Escuela Militar General Francisco Morazán.

En seguida se hizo la invocación a Dios por parte del padre Gerardo Vallecillo y el pastor Alberto Solórzano, presidente de la Confraternidad Evangélica de Honduras (CEH). Luego la cantante Silvia Rodríguez acompañada por el pianista Walter Galindo, interpretó el himno nacional.

Congreso plural

El presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, destacó que este día coincide el inicio del cuarto año de sesiones con la fecha que la patria consagra a la mujer hondureña, ese valioso tesoro de nuestras vidas que tiene el misterio de ser vaso frágil y a la vez poderosa guerrera que da vida, multiplica la alegría y cultiva esperanzas.

Añadió que es propicio saludarlas con los mejores augurios a todas las bellas mujeres del país que están muy bien representadas en la Cámara Legislativa, por talentosas compañeras diputadas a quienes hoy se les rinde el cariño y el reconocimiento que merecen.

Mauricio Oliva IV legislatura 3

Resaltó una mención especial para la vicepresidenta del Congreso Nacional, Gladis Aurora López Calderón, en el día de su cumpleaños y para su esposa, Rina de Oliva fundamento de su vida, de su fuerza y de su ilusión.

La fecha también marca en la agenda el inicio del cuarto año de sesiones de un Congreso plural, en el que se refleja un nuevo escenario político que ha venido a fortalecer el sistema que los hondureños han elegido para que las instituciones funcionen por debajo de la voluntad soberana del pueblo.

Enumeró que en estas tres legislaturas “hemos demostrado que sí se pueden construir consensos sobre la base del entendimiento, la tolerancia y el respeto a la identidad ideológica de cada agrupación política y dejamos evidencias claras de que en este parlamento se impone el profundo amor a Honduras que compartimos y el consecuente patriotismo que inspira nuestros debates”.

Apuntó que por encima de la particular visión que cada uno tiene   sobre  el  poder,   la autoridad y la organización del Estado, siempre ha prevalecido el diálogo, la sensatez y el valor más preciado, la democracia y el futuro de Honduras.

En esa atmósfera de entendimiento y sin renunciar a los debates respetuosamente apasionados que algunas veces se prodigan las bancadas, este Congreso Nacional le ha aportado a la patria numerosas leyes que enriquecen los instrumentos del Estado para promover el bien común, la seguridad y la prosperidad en diferentes órdenes, acotó Oliva.

Responsabilidad y liberalidad

Parte de esta legislación han sido diligentes iniciativas del Poder Ejecutivo y la mayor parte de ellas generadas en este hemiciclo por los honorables diputados de las diversas agrupaciones del arco parlamentario. Todas ellas con el denominador común de ser ampliamente estudiadas y debatidas con la responsabilidad y liberalidad  los  congresistas, añadió Oliva.

Recalcó que esta apretada síntesis muestra que el Congreso de la Republica trabaja arduamente por los ciudadanos a los que representamos, por el propósito común de tener instituciones más sólidas y potentes y por una sociedad más justa y en constante avance hacia un luminoso porvenir.

“Nos toca ser complementarios con los otros poderes del Estado a quienes respetamos dentro de las atribuciones de cada uno. En ese sentido, valoramos los esfuerzos del presidente Juan Orlando Hernández Alvarado por darle seguridad y tranquilidad al pueblo hondureño y conducir al país hacia sendas de progreso económico y social”, expresó.

De la misma forma, aprecia la labor de la honorable Corte Suprema de Justicia por darle a la patria el Poder Judicial que demanda, que no es otro que uno que aplique la ley sin vacilaciones y sin demoras para edificar una sociedad con justicia y equidad.

“Debemos tener la satisfacción de quien ha cumplido a cabalidad sus deberes y en fechas como hoy renovar nuestro compromiso con el pueblo por seguir legislando para su beneficio, así como hemos venido haciéndolo, en armonía y en respeto a la diversidad de opiniones que aquí se enarbolan”, argumentó.

Valoró en todo lo que pesan las eficientes tareas realizadas por las comisiones legislativas en las que hemos incrementado notablemente la productividad y rapidez en el meticuloso trabajo de dictaminar los proyectos. 

Asimismo, agradeció a los equipos técnicos y personal de apoyo que ha contribuido a que cerrar una tercera legislatura muy provechosa para la nación y que se inugure otra que también traerá mucho beneficio a Honduras.

Se dirigió a los jefes de bancada, entre los cuales se cuenta con un expresidente de la República, a quienes aprecia mucho sus contribuciones al éxito de las funciones por y para el pueblo.

“Quiero en esta ocasión patentizar mi respeto y reconocimiento a los miembros de las bancadas de todos los partidos políticos aquí representados y con el permiso de ellos de manera especial a mi bancada, la bancada del Partido Nacional de Honduras a todos ellos con especial afecto e inconmensurable gratitud”, manifestó.

Al momento de instalar la cuarta y última legislatura del presente período constitucional, reiteró su vocación democrática y el alto espíritu patriótico que lo impulsa a cumplir con los ciudadanos en la dimensión de sus demandas.

Asimismo, reiteró la expresa voluntad del Congreso Nacional en el diálogo amplio y sincero para concretizar en el corto plazo las próximas reformas electorales.

“De este modesto servidor del pueblo esperen cada vez más empeño personal: coraje y determinación por dejar un sello en los anales de nuestra historia como un Congreso de la República plural, abierto y democrático”, recalcó.

“Con serenidad pero sin vacilaciones; sin estridencias pero con firmeza; sin vanidad y con entusiasmo; porque vamos por el camino correcto.  ¡Estamos listos!”, concluyó.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *