jaremar2

JOH se declara inocente de acusaciones de narcotráfico en corte de Nueva York

JOH se declara inocente de acusaciones de narcotráfico en corte de Nueva York

La Fiscalía de Nueva York dio al juez detalles de la evidencia con la que cuenta para demostrar que el expresidente de Honduras es culpable. El juez Kevin Castel propusó la fecha del juicio para el 17 de enero de 2023.

NUEVA YORK. – El expresidente de Honduras Juan Orlando Hernández se declaró inocente en su primera comparecencia ante una corte de Nueva York este martes tras ser extraditado a Estados Unidos por cargos relacionados con tráfico de drogas y armas.

Vestido de reo con un uniforme azul oscuro y con una mascarilla, Hernández llegó a la corte caminando con cadenas en las piernas. Inclinó su cabeza a los presentes y llevó su mano al corazón minutos antes de que se dirigiera al juez para indicar que no era culpable de los cargos que se le imputan.

La Fiscalía de Nueva York indicó que las evidencias del caso contra el expresidente hondureño se basan en grabaciones, data de aparatos electrónicos, información de redes sociales y pruebas físicas.

Toda la información será entregada a la defensa en 60 días y ya se programó la nueva audiencia para el próximo 28 de septiembre. El juez Kevin Castel fijó la fecha preliminar del juicio para el 17 de enero de 2023.

 En una declaración a Univision antes de la audiencia, el abogado de Hernández, Raymond Colón, se quejó de las condiciones de la cárcel y el “trato inhumano y psicológicamente dañino” [a Hernández]… como si fuera un prisionero de guerra; en lugar de un ex jefe de Estado”. También dijo que Hernández no tiene comunicación con su familia o su abogado, y que no se le permite una dieta Kosher.

Hernández está detenido en confinamiento solitario

Ante el juez, el martes, Colon dijo que Hernández estaba detenido en confinamiento solitario en una unidad de celdas especiales del centro de detención metropolitano de Brooklyn donde se le había negado el acceso a sus abogados durante casi dos semanas. Tampoco se le ha permitido el acceso al correo electrónico o a las llamadas telefónicas con su esposa y su familia en Honduras, a quienes se les ha negado el visado para visitar Nueva York, dijo Colon.

“No es un terrorista, no ha acosado a nadie”, dijo Colon al juez, provocando las burlas de algunos inmigrantes hondureños en la audiencia. Al final de la audiencia, algunos espectadores gritaron “rata” y “a repentir, Juan Orlando narco”.

JOH se declara inocente de acusaciones de narcotráfico en corte de Nueva York
El abogado defensor Raymond Colon habla con los medios de comunicación a las puertas del tribunal de Manhattan donde su cliente, el ex presidente hondureño Juan Orlando Hernández, será juzgado el 17 de enero de 2023. El letrero detrás de él dice: “No hay clemencia para la narcopolítica”. Crédito: Univision

En la calle a la salida del juzgado el equipo de la defensa fue recibido por una multitud de manifestantes que sostenían pancartas contra Hernández y gritaban “asesino”.

“Yo quiero ver la justicia”, dijo Natalie Guevara, una limpiadora de casas de Nueva York de 54 años que pidió tiempo libre para asistir a la audiencia. “El y su familia hicieron mucho daño a nuestro país”, añadió Guevara, que emigró de Honduras hace 20 años.

La defensa de Hernández intenta recaudar 3 millones de dólares de fianza

No se habló de la fianza en la audiencia, pero Colon dijo a Univision que la defensa está preparando una propuesta para llevarla al juez. La defensa está tratando de recaudar tres millones de dólares para asegurar la fianza, y Hernández está de acuerdo con el confinamiento en casa en una granja en las afueras de Nueva York organizado por un rabino local.

Hernández quiere convertirse al judaísmo, según el equipo de la defensa. El exmandatario está siendo apoyado por el rabino neoyorquino Aron Lankry en agradecimiento a su solidaridad con Israel por la controversia en torno al reconocimiento internacional de la disputada ciudad de Jerusalén como su capital, según fuentes cercano al rabino.

Lankry, que tiene una sinagoga en Monsey, una ciudad al norte de Nueva York, fue nombrado por Hernández como rabino jefe de Honduras en 2019.

Hernández está siendo visitado en el centro de detención de Brooklyn donde está recluido por el rabino Yosef Cohen, un excapitán de la Armada de la República Dominicana que habla español.

Hernández: antiguo aliado de Estados Unidos

Los fiscales estadounidenses dijeron que Hernández, otrora aliado de Washington, recibió millones de dólares de narcotraficantes, incluido el mexicano Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, mientras gobernó Honduras desde 2014 hasta principios de 2022.

Hernández se ganó los elogios por su colaboración, especialmente del gobierno de Donald Trump en sus esfuerzos por frenar la migración desde Centroamérica.

El gobierno de Biden, en cambio, se ha centrado en atacar la corrupción en Centroamérica, con la esperanza de erradicar las causas subyacentes de la migración desde la región hacia Estados Unidos.

Según la acusación en su contra, Hernández utilizó el dinero de los narcotraficantes para enriquecerse y financiar sus campañas políticas, a cambio de proteger a los traficantes de ser arrestados y darles acceso a información de las fuerzas del orden. Se enfrenta a tres cargos penales, entre ellos conspiración para el tráfico de cocaína y posesión de armas.

Hernández ha negado enérgicamente las acusaciones, presentándose como un feroz opositor a los carteles de la droga y acusando a los traficantes de intentar vengarse para obtener reducciones de sus condenas.

En su declaración a Univision, Colón dijo que su cliente es inocente y que “esta acusación equivale a un asesinato de carácter disfrazado de acusación”.

Acusó al Departamento de Justicia de “una cruzada equivocada” contra “el mayor aliado del gobierno de Estados Unidos en la ‘guerra contra las drogas’; basada en pruebas fabricadas y en la venganza-vendetta de los mismos narcodelincuentes que el Presidente extraditó mientras estaba en el poder”.

La defensa planea llamar a Donald Trump, Joe Biden y Barack Obama para que testifiquen a favor de su cliente sobre la estrecha colaboración del gobierno estadounidense con Hernández durante sus ocho años de mandato.

En otras noticias hoy martes, el ex jefe de la policía nacional, Juan Carlos ‘El Tigre’ Bonilla, abordó un avión en Tegucigalpa para ser extraditado a Estados Unidos. Si decide cooperar con los fiscales estadounidenses, podría aportar más pruebas contra Hernández, ya que es co-conspirador en el mismo caso.

Con informacoón de Univison

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *