Así amaneció la Catedral de Notre Dame tras el voraz incendio