Comercios y negocios se blindan en Washington