decoración que predominó durante toda la recepción como obra auténtica de Sonia Pineda