En Singapur sacan a pasear a los pingüinos para que no se aburran