Diunsa verano 970×90
jaremar2

Uchimura reedita su oro en el concurso general individual

El rey todavía seguirá sentándose en el trono. Después de una final muy reñida, donde Kohei Uchimura rara vez se puso en cabeza, el japonés sacó una rutina de barra fija casi impecable en la rotación final para mantener el sobrenombre de ‘Rey Kohei’. El gimnasta japonés es el primer hombre desde Sawao Kato (1968 y 1972) que gana dos títulos consecutivos de concurso completo individual de gimnasia en los Juegos Olímpicos.

Uchimura no ha sido derrotado desde los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. Ha ganado el oro en los seis campeonatos del mundo que se han celebrado desde entonces de forma consecutiva; suma su séptimo metal olímpico y tercera dorada en su carrera tras proclamarse así mismo campeón del concurso general por equipos en Río, medalla que ha declarado que le hace más feliz al poder compartir el sabor de la victoria con sus compañeros.

Uchimura se ha convertido en el primer gimnasta en reeditar la victoria en el concurso general olímpico en 44 años, pero cerca estuvo de no hacerlo por la gran resistencia ofrecida por el joven ucraniano Oleg Verniaiev, que marchaba líder antes de que ambos se viesen las caras en las barras paralelas.

Mientras Uchimura no cometió ningún error importante, Verniaiev completó la mejor actuación de su vida. Ha sido el único que ha hecho una puntuación de más de 16, un 16.100 en las paralelas. El japonés tenía una desventaja de 0.901 sobre su rival y fue el primero en subir a la barra fija (los dos terminaron en barra) y hacer su ejercicio final, sumando 15.800 puntos, lo que le colocaba en cabeza momentáneamente y obligaba al ucraniano a hacer como mínimo 14.899. Sin embargo, sorprendentemente su rival se quedó en 14.800, su única puntuación por debajo de 15 y se tuvo que conformar con la plata por tan sólo una décima de punto. Esta última nota era sensible de ser cuestionada por la dificultad que planteaba el ejercicio del europeo.

Verniaiev y Whitlock

Después de encajar el duro varapalo, Verniaiev, a sus 22 años, demostró una gran madurez cubriéndose con una bandera de Ucrania y posando sonriente en las fotos junto a Uchimura. El joven ucranio ha dicho que Uchimura es uno de los gimnastas que más admira, y que el espíritu deportivo es lo que ha predominado durante todo el día en el estadio olímpico. Uchimura le devolvió el cumplido señalándolo con la mano mientras mostraba el pulgar en alto.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *