jaremar2

Conoce los resultados de la evaluación del Samsung Galaxy A7

Es un modelo claramente influenciado por el estilo impuesto por el S6 y pretende pese a tanto disturbio, ganar su espacio como un dispositivo de costo moderado con especificaciones de gama alta ¿Realmente lo logra?.

Su aspecto realmente es muy atractivo, el teléfono logra ser en su diseño muy alta gama, llamando la atención por sus materiales, colores y combinación de texturas entre el cristal y el metal. Su borde metálico, tiene un par de detalles que no quedan mal para el ojo: cortes en diagonal antes de llegar al vidrio y relieve, tanto arriba como abajo, donde inicia la pantalla.

El cristal, tanto atrás como adelante, es Gorilla Glass 4, así que los rayones no deberían ser un problema importante. El botón de home sigue la línea estética, rodeando cristal con metal. El terminal se siente solido y construido como un gama alta.

¿Ahora, qué ocurre por dentro?

Aunque por fuera, con sus dimensiones y diseño, puede parecer un terminal gama alta, por dentro se mantiene entre lo justo y razonable. No es un mal smartphone pero está lejos de ser el más fluido y poderoso de los modelos de Samsung. Con un Snapdragon 615 y 3 GB de memoria RAM, el A7 no se queda colgado con aplicaciones, pero eso no lo hace inmune a algunos fallos.

Se congela en algunos momentos, esto generalmente ocurre cuando quería desbloquearlo. Nunca ocurrió mientras se activaba alguna aplicación. Aunque no era algo ‘mortal’, sí puede volverse molesto y ocurre más de lo que imaginé para un dispositivo de esas especificaciones.

Sin embargo el terminal nunca tuvo problemas con su rendimiento: desde aplicaciones que demandan poco como Evernote, hasta juegos de alto calibre como ‘Vainglory’.

El reloj y alarma tienen una interfaz que muchos deberían tener en cuenta. Más allá de eso son detalles sacados de la influencia del “material design” que se ha tomado el mundo móvil. Tal vez en varias generaciones de TouchWiz tengamos una interfaz más pulida, que no le reste al dispositivo.

Dotado con las cámaras móviles, tanto trasera como delantera, funcionan bien y su calidad de imagen es algo positivo para la serie A. La cámara delantera, de 5 megapixeles, tiene un amplio rango que se siente más pulido que en otros terminales de Samsung.

La cámara trasera, de 13 megapixeles, no los defraudará y puede rivalizar sin problemas con el Samsung Galaxy S6 ¿La diferencia? Este último tiene una mejor pantalla para apreciar lo que has hecho.

La pantalla del A7 es super AMOLED de 1080 por 1920 pixeles. No la mejor de la empresa ni del mercado, pero hace un buen trabajo en reproducir contenido, sean videos o juegos, en buena calidad de colores y detalle. Su tamaño es algo positivo a la hora de jugar o leer: 5,5 pulgadas.

En cuanto a la batería…

Luego de usar celulares como el Moto X Force, creo firmemente que la combinación carga rápida y buena batería son un ‘plus’ que todos deberían estar buscando en un celular Android. El A7 lo tiene, dura, en promedio, día y medio de trabajo. Esto, usándolo de forma activa con chat, internet, música y un par de sesiones cortas de juego.

Cuando llega el momento de cargarlo, unos 15 minutos de carga son suficientes para superar el día o la noche. Con una hora de carga ya tendrás tu terminal en óptima condición. Esa combinación de carga y batería hacen que la energía deje de ser una preocupación para ti.

Por otro lado el reconocimiento de la huella dactilar es un negativo para el dispositivo. Aun debes poner varias veces tu dedo sobre el botón para que se reconozca. No es ágil en ese apartado y requiere que registres una misma huella varias veces para tener un resultado óptimo.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *