febrero 25, 2024

Verano Colonial 728×90
Verano Colonial 728×90

Hacker destapa manipulación de elecciones de Peña Nieto en el 2012

Un hacker colombiano confensó en entrevista para la revista Bloomberg Businessweek que fue contratado por el equipo de campaña de Enrique Peña Nieto para manipular y espiar a sus contrincantes durante las elecciones del 2012, que el entonces candidato del PRI ganó.

Andrés Sepúlveda fue quien dirigió a un equipo de hackers que robaron las estrategias de campaña, manipularon medios sociales, e instalaron software espía en las oficinas de los candidatos opositores, Josefina Vázquez Mota y Andrés Manuel López Obrados, ‘todo para ayudar a Peña Nieto’.

De acuerdo con la investigación, cuando los equipos de los candidatos preparaban los discursos políticos, Sepúlveda ya tenía los detalles -reuniones y horarios- de sus campañas antes de que sus propios equipos lo hicieran. Sepúlveda, quien trabajaba a distancia pues afirma que no le gustaba venir a México, dijo que su trabajo consistía en hacer acciones de guerra sucia, operaciones psicológicas, propaganda negra y  rumores.

Relata que en la noche electoral, él tenía a computadoras llamando a las 3:00 a.m a decenas de miles de votantes con mensajes telefónicos pregrabados, en el estado de Jalisco. Las llamadas parecían provenir de la campaña del candidato a gobernador, Enrique Alfaro Ramírez. “Eso enfureció a los votantes al punto que Alfaro perdió por un estrecho margen”, explica. Sepúlveda manejó miles de estos perfiles falsos y los usó para dar forma a las cuentas de la discusión en torno a temas como el plan de Peña Nieto para poner fin a la violencia del narcotráfico, además de emplearlas para frustrar bombas mediáticas con puntos de vista que imitaban a usuarios reales.

Para los trabajos com menos matices, tenía un ejército de 30 mil robots en Twitter, pósters automáticos que podrían crear tendencias. Una conversación que Sepúlveda comenzó a avivar fue el temor de que mientras más subía López Obrador en las encuestas, el peso se hundía más.  “Sabía que el tema de la moneda era una vulnerabilidad importante; lo había leído en las propias notas internas del personal del candidato”, dice la revista.

Sepúlveda también dijo que él ocasionalmente trabajaba para Juan José Rendón, quien se desempeñó como asesor político de la campaña presidencial de Peña Nieto. Rendón negó haber contratado a Sepúlveda para algo ilegal aunque aceptó que lo conoció y que incluso lo ayudó a diseñar sitios web.

En tanto, Sepúlveda proporcionó correos electrónicos que, dijo, muestran las conversaciones entre él, Rendón y la empresa de consultoría de Rendón en relación con la el hackeo y el progreso de los ataques informáticos relacionados con las campañas.

Rendón dijo que los correos electrónicos son falsos. Un análisis realizado por una firma de seguridad informática independiente dijo que una muestra de los correos electrónicos que examinaron parecían auténticos.  Una persona que trabajó en la campaña de Enrique Peña Nieto, quien pidió no ser identificado por temor a su seguridad, confirmó sustancialmente las cuentas de Sepúlveda y el rol de Rendón en esa elección.

Intervención en otras elecciones

La investigación revela que el de Peña Nieto no fue el único trabajo que hizo Sepúlveda para una campaña presidencial, aunque reconoce que fue por mucho la más compleja. Sepúlveda hizo trabajos similares en Nicaragua, Panamá, Honduras, El Salvador, Colombia, Costa Rica, Guatemala y Venezuela.

Actualmente, Sepúlveda está purgando una condena de 10 años de prisión por cargos que incluyen el uso de software malicioso, conspiración para delinquir, violación de los datos personales, y espionaje, relacionado con el hackeo durante las elecciones presidenciales de Colombia de 2014.  Él accedió a contar su historia completa por primera vez, con la esperanza de convencer al público de que está rehabilitado y conseguir ayuda para una sentencia reducida.

PARA LEER LA ENTREVISTA COMPLETA AQUÍ

Cómo Hackear una Elección

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *