Jorge Faraj hace llamado al Gobierno a reflexionar y evitar que empresas cierren operaciones en el país

Jorge Faraj hace llamado al Gobierno a reflexionar y evitar que empresas cierren operaciones en el país

San Pedro Sula.- El alto costo de la energía, los cobros abusivos de impuestos municipales, la carga tributaria del Gobierno central sumado al clima de incertidumbre que hay en el país están provocando que empresas trasladen operaciones a otros países vecinos.

El cierre de la empresa Intrefica en Choluteca y la fábrica de producción de jabones de Unilever en Comayagua, ha puesto en alerta al sector empresarial, el cual lamenta no se estén tomando las medidas para que más bien estas empresas establezcan en Honduras sus centros logísticos y no se tengan que ir en busca de mejores condiciones a otro país.

“No podemos darnos el lujo de perder un tan solo empleo. Estamos muy preocupados porque en menos de una semana dos empresas importantes han notificado que están cerrando plantas de producción, eso afecta a mucha gente que pierde sus trabajos. Hacemos un llamado a la reflexión a las autoridades tanto del gobierno central como locales porque sin duda el tema de los impuestos y el energético ha afectado mucho a la inversión”.

En el caso de Unilever traslada operaciones a Guatemala donde el sector energético tiene tarifas más competitivas, ya que comparado con Honduras las pérdidas técnicas y no técnicas en ese país son de un 9% mientras que en Honduras son arriba de un 30%.

“Unilever continuará operando en Honduras pero al cerrar su fábrica de producción se pierden más de 200 empleos y eso es muy lamentable. Debemos cuidar la inversión extranjera, los empresarios hondureños continuamos contra viento y marea operando pero el inversionista extranjero se mueve donde haya mejores condiciones. No solo es menor costo de energía, también en el Impuesto Sobre Renta, en Guatemala pagan un 30% mientras que nosotros pagamos un 40% y eso no puede seguir así, el gobierno tiene que ser más eficiente, más pequeño, para que pueda mejorarle los costos al empresariado y al pueblo hondureño”, dijo Faraj.

Al presidente de la CCIC le preocupa que se den cierres de otras empresas en el país. “No queremos generar pánico, queremos generar conciencia para que se corrija lo que está mal. Hay una empresa socia de la zona norte que también analiza el cierre de operaciones y el Gobierno debe tomar medidas porque serían más de 300 empleos los que se perderían”, alertó Faraj.

Espera que aún no sea tarde, ya que desde hace casi cuatro años han estado haciendo recomendaciones al Gobierno para mejorar en competitividad y al contrario, Honduras retrocedió 29 posiciones del 2015 a la fecha en el informe de competitividad del Banco Mundial y en la calificación por corrupción para tener acceso a fondos de la Cuenta del Milenio.

Faraj agrega que es indispensable que el Gobierno tome medidas para transparentar la administración pública, simplificar trámites administrativos y hacer un uso eficiente de los recursos del Estado.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *