viernes, mayo 24, 2024

Top 5

Más Noticias

Nadal va tras su decimosexto título

Nueva York. – El número uno del mundo, el español Rafael Nadal, vino de atrás para derrotar al argentino Juan Martín del Potro en cuatro sets y sellar su pasaje a la final del Abierto de Estados Unidos de tenis, que jugará con el sudafricano Kevin Anderson.

Nadal, que venció a su rival por 4-6, 6-0, 6-3, 6-2 ayer, buscará mañana su tercer título del US Open y el 16º Grand Slam de su carrera, cuando enfrente al sudafricano Anderson sembrado N.28, que también remontó para vencer al español Pablo Carreño Busta (N.12) por 4-6, 7-5, 6-3, 6-4, en un partido arduamente disputado.

Campeón de 2010 y 2013 en Nueva York, Nadal jugará su 23ª final de Grand Slam y tercera de este año, con la intención de añadir el título del US Open a su 10º del Roland Garros de Francia.

Anderson, de 31 años igual que Nadal, es el primer sudafricano en disputar el campeonato de Estados Unidos en 52 años.

Nadal incrementa su ventaja de 9-5 en los enfrentamientos contra Del Potro, que le había ganado en los últimos dos encuentros, incluidas las semifinales de los Juegos Olímpicos de Río 2016.

El partido le pesó mucho en lo físico a Del Potro, que venía de una agotadora victoria en cuartos en cuatro sets sobre el astro Roger Federer.

FINAL ESTADOUNIDENSE

Por primera vez desde 1998, el Abierto de Estados Unidos de tenis coronará hoy a una campeona local no apellidada Williams, cuando las jóvenes Sloane Sthephens y Madison Keys salten a la pista dura del estadio Arthur Ashe en busca de la gloria de su primer Gran Slam.

Los aficionados hacen planes, pero los dioses del tenis se encargan de arruinarlos.

Muchos querían ver a Venus Williams coronándose por tercera vez en Flushing Meadows y daban por sentado que llegaría a la final, pero una chica 13 años más joven le cortó el camino.

Con un tenis ágil y agresivo, Stephens hizo ver a Venus como la mujer de 37 años que es, y la derrotó por 6-1, 0-6, 7-5 en semifinales del jueves. “No tengo palabras para describir lo que estoy sintiendo, lo que se necesita para llegar aquí”,dijo Stephens, de 24 años.

Más leído