sábado, abril 20, 2024

Top 5

Más Noticias

Ted Cruz saca 10 puntos de ventaja a Trump en Iowa

Donald Trump señaló a su contrincante más conservador, Ted Cruz, senador por Texas, como su posible compañero de ticket electoral en laspresidenciales como aspirante a vicepresidente, pero las tornas han cambiado. El candidato más apoyado por el Tea Party y las organizaciones religiosas más fanáticas aparece como el gran favorito para ganar los caucus de Iowa, la primera gran batalla para la nominación republicana, y le saca diez puntos de ventaja al magnate inmobiliario.

Un sondeo de The Des Moines Register y Bloomberg, el primero realizado después de que Trump provocara un escándalo mundial al defender la prohibición de la entrada de musulmanes en Estados Unidos, muestra los primeros indicios de la vulnerabilidad del magnate inmobiliario. Y eso ocurre en vísperas de su mayor prueba de fuego. El martes se celebra el último debate del año entre candidatos republicanos y las expectativas se centran en averiguar cuál de los contrincantes de Trump será el más capaz de descabalgarlo. El debate se celebra a un mes y medio vista de los caucus de Iowa y a cincuenta días de las primarias de Nuevo Hampshire.

Este último sondeo anuncia un vuelco en la primera confrontación electoral. Vaticina la victoria de Cruz con el 31% frente al 21% de Donald Trump. El dato más significativo es que los apoyos al senador del Tea Party se han disparado 21 puntos en sólo un mes y confirma las previsiones de que el magnate inmobiliario va a tener muy difícil iniciar la carrera por la nominación con el impulso psicológico que imprime a cualquier campaña conseguir la victoria en la primera batalla. Mientras Trump parece estancado en Iowa –gana dos puntos respecto a octubre, pero pierde dos desde agosto–, Cruz logra una opinión “muy favorable” sobre él del 73% de los republicanos registrados, 16 puntos por encima de Trump. Hasta ahora, Cruz había adoptado una actitud casi de monaguillo de Trump, elogiando a menudo sus extravagantes propuestas, pero esta semana trascendió que en una reunión con donantes conservadores admitió que su plan era capitalizar los votos que tarde o temprano dejarán libres Trump y Ben Carson. Vino a decir que a la hora de la verdad nadie estaría tranquilo poniendo en sus manos el botón nuclear.

Con todo, el ascenso de Cruz no aporta ningún alivio en el establishment republicano y mucho menos en el mundo progresista de EE.UU. Ted Cruz es el senador rebelde que en contra de la estrategia del partido ha intentado forzar el cierre de la Administración boicoteando los presupuestos de Obama. Y forma parte de los halcones que conspiraron hasta derribar a John Boehner como presidente de la Cámara de Representantes. Su subida se debe a que ha arrebatado a Carson el favor de grupos ultrarreligiosos contrarios al aborto y al matrimonio homosexual. Es de origen cubano, pero apoya la deportación masiva de inmigrantes. Y hay que tener en cuenta que mientras en París 200 países acordaban reducir las emisiones de gas con efecto invernadero, en Iowa, seis de cada diez republicanos consideran el cambio climático una patraña.

Más leído