sábado, abril 20, 2024

Top 5

Más Noticias

Corea del Norte se enfrenta a la amenaza de sanciones al estilo iraní

El proyecto de resolución que han pactado EEUU y China tras dos meses de negociaciones para responder a la última prueba nuclear de Corea del Norte en enero supone reforzar de forma muy sustancial las sancionesexistentes intentando emular el estricto entramado de restricciones que se aplicó contra Irán.

El texto podría votarse este mismo fin de semana, según informaron fuentes diplomáticas de EEUU. Por primera vez, la comunidad internacional se dispone a prohibir la principal fuente de ingresos de Pyongyang: los minerales.

La normativa pretende paralizar las exportaciones de productos como elcarbón, hierro, oro o titanio que representan casi la mitad de los ingresosque consigue Corea del Norte en su comercio con el exterior y que en su mayor parte eran asumidos por el mercado chino.

El texto incluye, sin embargo, la posibilidad de flexibilizar la aplicación de esta medida ya que excluye las “transacciones que se realicen para fines de subsistencia”, un concepto lo suficientemente vago para que la actitud de Pekín sea determinante a la hora de hacer efectivo este castigo.

El diario chino Global Times aseguró que los importadores de carbón de la ciudad fronteriza de Dandong, la principal puerta de acceso de Corea del Norte a China y por ende al mundo exterior, ya han recibido la orden de interrumpir las compras de carbón a partir del 1 de marzo.

Los comerciantes citados por el matutino explicaron que la orden de Pekín estipula que no se restablecerá el nivel habitual de este comercio al menos hasta mayo “dependiendo de la actitud” de Corea del Norte.

Pyongyang exportó a China cerca de 1,6 millones de toneladas de carbón al mes durante el pasado año, lo que le reportó ingresos por valor de 1.000 millones de dólares.

Un portavoz del ministerio de Exteriores de Corea del Sur reconoció que si esta decisión se implementa de acuerdo a la norma “causará un perturbación muy considerable para los ingresos de divisas” de la nación vecina.

Las nuevas sanciones contemplan también impedir que Corea del Norte importe combustible para sus aviones -tanto militares como civiles-, para sus cohetes, la venta de vehículos civiles que puedan tener un uso militar y de armas de pequeño calibre, lo que supondría que el país quedaría sometido a un embargo total de armamento de cualquier tipo.

Washington y Pekín han acordado que todas las naciones están obligadas ahora a inspeccionar cualquier envío que tenga por dirección Corea del Norte, lo que incluye su flota naval y el transporte aéreo.

Más leído