miércoles, mayo 22, 2024

Top 5

Más Noticias

Donan avanzado equipo quirúrgico pediátrico al hospital Mario Catarino Rivas

Debido a su nivel tecnológico, el equipo donado al Catarino Rivas ayuda a los cirujanos pediatras del principal centro hospitalario del norte de Honduras a realizar cirugías de alta complejidad en diferentes especialidades, incluso en bebés de tan sólo una libra de peso.

San Pedro Sula. – La empresa Gildan oficializó este martes la entrega de una donación de equipo para el nuevo quirófano pediátrico al hospital regional Mario Catarino Rivas (HMCR), en beneficio de cientos de menores procedentes de nueve departamentos del norte y occidente de Honduras. Son niños y niñas que por largo tiempo han esperado por una cirugía que les ayude a mejorar su salud y calidad de vida.

Gracias al nuevo equipamiento, el renovado quirófano pediátrico tiene capacidad para atender a bebés de una libra de peso o menos y a cualquier otro menor, de cualquier edad, que necesite de una cirugía, así sea de mucha complejidad, precisa o delicada, y en diferentes especialidades pediátricas como urología, neumología, otorrinolaringología, endoscopía, entre otras.

A un costo superior a los 5.6 millones de lempiras, el quirófano se equipó con:

Una máquina de anestesia con sistemas computarizados muy especializados que, de acuerdo con la edad, peso y talla del niño, suministran de forma segura el oxígeno, la anestesia y otros gases. El detector de CO2, por ejemplo, vigila la intubación. El mecanismo de entrega de gases ventila con efectividad al paciente tal como se haría en una sala de cuidados intensivos. El monitor de relación neuromuscular facilita una medicación más precisa, y el monitor de nivel de sedación que indica la profundidad de la anestesia protege al cerebro. Todo, para ayudar a los doctores a tomar decisiones durante la cirugía y contribuir a una operación exitosa.

Una camilla pediátrica diseñada de forma flexible, ajustable y articulada para acomodar de forma correcta, cómoda y segura a un niño o niña de cualquier edad durante las intervenciones quirúrgicas.

Un láser Holmium que posee energía lumínica poco invasiva para realizar cirugías más precisas y delicadas, sin daños térmicos a los tejidos cercanos, proporcionando cirugías más certeras, con menos complicaciones postoperatorias.

Una cirugía digna Gildan se comprometió a esta donación en colaboración, y a iniciativa, de la Asociación Pediátrica Hondureña Capítulo Valle de Sula (APHCVS). Entre sus objetivos la solicitud destacó, en primer lugar, la urgencia de cientos de niños hondureños de operarse como consecuencia de diversas enfermedades. Y, en segundo lugar, que esas cirugías se hicieran pronto, en condiciones dignas y lo más seguras posibles.

Como parte de los pasos previos a la donación la APHCVS se encargó de seleccionar el equipo quirúrgico que urgía, pero que el hospital Catarino Rivas no tenía la posibilidad presupuestaria de adquirir para atender la gran demanda de cirugías pediátricas cuya mora a la fecha sobrepasa las 400 operaciones.

Gildan, por su parte, accedió a comprar y donar el equipo solicitado por la APHCVS para contribuir a atender las necesidades quirúrgicas tanto de los aproximadamente 25 niños que mes a mes llegan al Catarino Rivas en busca de una cirugía, como de quienes esperan un turno en la lista de espera de la mora quirúrgica.

Compromiso con la salud. “Gildan se comprometió con este proyecto porque brinda a la niñez en Honduras la oportunidad de mejorar su salud y bienestar mediante la realización de esa cirugía que tanto necesitan y que no pueden hacerse porque, o no pueden costearla sus familias, o porque en el país simplemente no existía la infraestructura quirúrgica pediátrica adecuada, la cual ahora existe gracias a esta donación”, detalla Claudia Robles, Gerente de Inversión Comunitaria de Gildan.

Alivio económico para las familias. Otra característica destacable del impacto de la donación es el alivio económico que representa para las familias beneficiarias, en su mayoría procedentes de los departamentos de Cortés, Comayagua, Copán, Lempira, Colón, Atlántida, Santa Bárbara, Ocotepeque e Intibucá.

De acuerdo con el doctor Maynor Mata, presidente de la APHCVS, si las cirugías que ahora se hacen en el nuevo quirófano infantil del Catarino Rivas se realizaran en un hospital privado estas alcanzarían precios que van desde los 50,000 hasta los 300,000 lempiras y más, dependiendo de la complejidad de cada caso.

Debido a su importancia y contribución para el cuidado médico infantil en Honduras, el doctor Mata aclara que tanto la APHCVS y el hospital Catarino Rivas “se han comprometido con el mantenimiento adecuado de tan importante equipo donado”.

Reducción de la mora. La Asociación Pediátrica Hondureña Capítulo Valle de Sula espera que, gracias al donativo de Gildan, la mora quirúrgica pediátrica se reduzca en un 50 % tras los primeros seis meses de uso del nuevo quirófano.

Adicionalmente, la APHCVS también espera que la recién estrenada sala de cirugía pediátrica sirva para entrenar a la nueva generación de médicos en formación que cursan el postgrado de anestesia y cirugía pediátrica en el HMCR.

Más leído