viernes, junio 21, 2024

Top 5

Más Noticias

Gobierno no tiene iniciativa para atender migración en Honduras

Los alcaldes de 22 municipios de la Zona Metropolitana del Valle de Sula, (ZMVS), se han reunido con representantes de la Comisión de Acción Social Menonita, (CASM) para analizar la problemática de la migración hondureña.

La actividad fue presidida por el presidente de la ZMVS y alcalde de Villanueva, Walter Perdomo, y el coordinador de la CASM, Nelson García Lobo, quien expuso los desafíos que representan para el país el creciente flujo de emigrantes.

Participó además el Equipo de Reflexión de Comunicación, (ERIC), de Radio Progreso en la reunión en la que se pretendió visibilizar los desafíos y leyes de la migración hondureña desde el contexto regional y problemática de los municipios del valle de Sula.

Los alcaldes coincidieron en lamentar que desde el gobierno no haya una iniciativa para atender el problema de los hondureños que migran y aseguraron que sólo reciben la información que les proporcionan las organizaciones sociales.

Además declararon su disposición de vincularse al tema de la migración y plantearon las emanas por respuestas de parte de los responsables del gobierno, pues de lo contrario consideran imposible bajar los índices de migración de familias completas desde sus municipios.

La Comisión de Acción Social Menonita, impulsa el proyecto “Apoyo Migrantes Retornados” con el objetivo que los gobiernos municipales incorporen acciones de prevención y reinserción de la población migrante.

Así, se pretende promover la inclusión del tema migratorio en la agenda de los alcaldes del valle de Sula para que analicen las propuestas de la sociedad civil sobre el tema migratorio y además influir en los medios de comunicación y la sociedad para incidir en los alcaldes para la inclusión de acciones para el abordaje de la problemática de la población migrante en sus agendas de desarrollo.

La zona del valle de Sula es la más grande expulsora de emigrantes y a diario llega a Omoa, en la aduana con Guatemala, gran número de niños a donde son devueltos en condiciones de vulnerabilidad y por eso se requiere que los municipios prevengan la migración en condiciones de riesgo y la reinserción de las personas que son retornados de México y los Estados Unidos.

Desde la Casm se instó a los alcaldes para que incluyan en sus agendas la problemática migrante, mejorando sus condiciones de vida para contribuir a bajar la migración o para incluir acciones de reinserción de la población retornada.

Estadísticas del Centro de Atención del Migrante Retornado, (CAMR), reportan que en 2015 más de 70 mil hondureños fueron deportaos de los Estados Unidos y México, de donde se duplicaron los retornados de México, en alrededor de 50,000, por vía terrestre.

Según la CASM las políticas migratorias son restrictivas, es decir, los países receptores de migrantes en los últimos años se esfuerzan por fortalecer sus políticas migratorias hasta hacer de la migración un delito que lleva a la detención y expulsión hacia los países de origen, incrementando el riesgo y el peligro en la ruta migratoria, un negocio para coyotes y haciendo de este viaje una experiencia traumática para muchos y con una reducida posibilidad de concretar el sueño americano.

Los deportados en 2015 por los Estados Unidos suman 19,336, cifra que se redujo en alrededor del 40 % con respecto a 2014, pero se duplicaron los retornados de México.

Las autoridades calculan que en Estados Unidos viven 1,2 millones de hondureños, entre residentes legales e indocumentados, que este año enviaron remesas familiares que superaron los 3.500 millones de dólares.

Más leído