AIRES DE ESPERANZA

Por Ilsa Díaz Zelaya.

ILSAA veces es difícil lograr ver los puntos blancos entre la obscuridad del cuadro que nos ha tocado vivir en estos albores del siglo dos mil , pero como nos hemos propuesto vivir dentro de una atmósfera positiva, desde que me di cuenta que la ALEGRÍA Y LA ESPERANZA, son un don de Dios y que a pesar de la edad, de los problemas que nos toca enfrentar a diario., siempre hay un espacio por donde podemos filtrar pensamientos positivos, porque creemos y amamos a nuestra patria en lugar de renegar de ella y echarle la culpa a los demás, de lo malo que sucede.
Ya pasó el doloroso parto que dio vida a una nueva CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, integrada por personas que tuvieron que vivir un viacrucis tremendo , para poder salir avantes dentro del desorden que quiso distorsionar de todas formas el que los hondureños tuviéramos la oportunidad de elegir un grupo de quince hondureños que hoy se convierten en la Esperanza de tener al alcance una era de justicia pronta, segura e insobornable. Las primeras afirmaciones de sus integrantes de distintas han dado a entender que trataran de actuar en un clima de transparencia . No se trata de ser señalados por grupos autonombrados de Sociedad Civil que fueron los que al final después del arduo trabajo de la comisión especial creada para una propuesta amplia, segura y supervisada por muchos, se encargaron de escrudiñar el pasado político de los precandidatos, poniéndole color a cada uno, al grado que pronto, cada aspirante fuera señalado con un color determinado pasando a un segundo plano sus méritos personales.
Esa actuación con buena o mala intención, los llevó a entrar en el reducido número de 45 y después de 15 los cuales entraron al Congreso, que dicho sea de paso, desde ya días viene cediendo poderes a terceros, y siendo este un ente político por excelencia se formó tal relajo que retrató de cuerpo entero a sirios y troyanos a payasos y magos, a irrespetuosos que en lugar de prestigiar al Soberano Congreso, lo llevaron a nuevos grados de opinión negativa de la gran mayoría del pueblo.
Menos mal, que al final se impuso la sensatez de la mayoría, y viendo ahora las hojas de vida de los electos, pienso que debemos tener esperanzas de que algún modo u otro el Congreso supo elegir. Ahora bien, su presidente ha dicho que nadie los va hacer cambiar en sus actuaciones, pero si habrán cosas que deben tomar en cuenta, por ejemplo la presión social para la solución rápida de los casos emblemáticos que han heredado, lograr en una relación estrecha con los diputados, la revisión de códigos y aprobación del nuevo Código Penal y revisión del Laboral, de la ley especial para regular las extradiciones, de una revisión de funcionarios y funcionarias que no cumplen plazos, que no van a sus trabajos, que venden y compran influencias, por eso me agrada saber que hablan de transparencia . En otros países los funcionarios judiciales acceden a sus cargos por oposición.
Debemos de tener fe en que esta nueva Corte, está obligada a dar cumplimiento a cabalidad lo que de ella espera todo el pueblo hondureño, ávido de justicia para todos y de seguridad jurídica tan urgente en estos tiempos.

 

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *