‘El Niño’ se disipa y en julio llegaría ‘La Niña’

Las sequías que azotaron al país en los últimos dos años no serán un problema a partir de este mes, ya que el fenómeno de “El Niño” se está disipando en el océano pacifico y “La Niña” tomaría fuerza a partir de julio Próximo, prevén los análisis del Centro de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos) de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco).

Lo anterior significa que las zonas donde no llovió de forma normal, este año tendrán un invierno con condiciones normales, es decir que pueden sembrar sin temor, debido a que las precipitaciones se incrementarán desde este fin de semana y el mes de junio.

Durante el 2015 la Asociación de Municipios de Honduras (Amhon) reportó que al menos 146 municipios fueron afectados por la sequía, es decir el 48 por ciento del territorio nacional, en especial en el corredor seco, causando desnutrición en sus poblaciones por falta de alimentos.

El jefe de Climatología de Cenaos, Jairo García, informó ayer que en la última perspectiva que se hizo para Honduras se pronosticó lluvias normales para mayo, junio y julio de este año pero con un inicio tardío de la época lluviosa, situación que se está viendo actualmente.

TRANSICIÓN

Explicó que en este momento está desapareciendo el fenómeno de “El Niño” y las condiciones en el océano pacifico están evolucionando a neutras, por lo cual las lluvias irían aumentando a medida pase los días.

Las zonas afectadas por la sequía este año tendrán mejores oportunidades para cosechar.

Las zonas afectadas por la sequía este año tendrán mejores oportunidades para cosechar.

Los efectos de “El Niño” se sintieron casi todo el 2015 y cinco meses de este año, mientras que en el 2014 se vivió una situación similar, pero no se declaró internacionalmente como fenómeno de “El Niño”, sin embargo dejó efectos graves de sequía en el país y una canícula muy larga, reseñó.

Pero este año “hay muchos pronósticos del Instituto de Investigación Internacional, de la Oficina de Meteorología de Inglaterra y del Buró de Meteorología de Australia, quienes están coincidiendo. Antes daban el fenómeno de ´La Niña´ para agosto, pero ahora se espera que sea en julio”, informó, al tiempo de advertir que todavía no se ha especificado la magnitud, no se sabe si sería débil, moderada o fuerte.

Si eso se produce, probablemente la canícula no será extensa como en años anteriores, porque el fenómeno de “La Niña” generará más lluvia en Centroamérica, es decir mayores condiciones húmedas con sistemas de baja presión y huracanes del océano atlántico.

RETRASO

En base a la perspectiva climática, el retraso de las precipitaciones actualmente en algunos sectores del país podría ser de los últimos impactos que está generando “El Niño”, es decir que está alterando el inicio de la estación lluviosa.

Para la zona central se espera que los torrentes se presenten entre el 21 y 25 de mayo, es decir que para el fin de semana podrían arreciar las lluvias en Francisco Morazán y se previeron más temprano en la zona occidental como Lempira e Intibucá donde ya están cayendo algunos chubascos.

En junio se espera que la lluvia se regularice y si el fenómeno de “La Niña” vaya tomando fuerza, creando condiciones favorables provocando que la canícula no sea completamente seca.

Fuertes precipitaciones se esperan al finalizar este año debido al fenómeno de “La Niña”.

Fuertes precipitaciones se esperan al finalizar este año debido al fenómeno de “La Niña”.

Lo anterior significa que la canícula comenzará a finales de julio y finalizará en los últimos días de julio, es decir que será más reducida, de un mes aproximadamente y se podrían presentar lluvias considerables en ese tiempo.

Para la segunda temporada lluviosa del año, es decir entre agosto y noviembre habrá lluvias muy copiosas e influencia de ciclones provenientes del océano atlántico, favorecidos por este tipo de fenómenos meteorológicos.

“Creemos que la estación lluviosa será normal, no vamos a tener sequías como en años anteriores, ni una condición muy lluviosa en los meses de mayo, junio y julio”, precisó en experto de Cenaos.

Apuntó que el fenómeno de “La Niña” es más corto que “El Niño”, es decir que dura de nueve a 12 meses en promedio, luego viene una condición neutral en el océano pacifico donde no habrá enfriamiento ni calentamiento, es decir que no hay sequía extrema, ni mucha agua.

DATOS

Para la temporada ciclónica que inicia el uno de junio en el océano atlántico y termina el 31 de noviembre próximo, según los informes internacionales que maneja Cenaos, se esperan cinco huracanes con nombre y dos podrían llegar a ser de grandes magnitudes, es decir, de categorías tres, cuatro y cinco en la escala de Saffir Simpson.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *